Toneles de madera

Los toneles de madera son decorativos y se pueden utilizar para todo tipo de propósitos. Si eliges un tonel usado, también disfrutarás de una bonita pátina, que le da personalidad y un toque rústico muy especial. También puedes elegir un modelo cuidadosamente restaurado. Los toneles de madera son muy populares en el diseño de interiores tanto para interior como exterior, y ofrecen muchas posibilidades creativas.

 


Toneles de madera como decoración o mesas de servicio

Un hermoso tonel de vino, quizás con una hermosa pátina, es el epítome de la atmósfera que rodea la producción y el disfrute del vino. Por eso, los toneles de madera también son un elemento que suele verse en restaurantes, bares de vinos y cafeterías acogedoras. Tienen muchos usos; utilízalos como pequeñas mesas de cafetería para invitados de pie que pueden colocar sus copas de vino sobre ellos, coloca adornos florales o velas sobre ellos o disponlos al aire libre para crear buen ambiente y un lugar acogedor que atraiga a los invitados. 

Por supuesto, también puedes usar toneles de madera en la decoración de tu casa; tal vez un barril de madera sea justo lo que falta en tu bodega o en el bar de casa para crear la atmósfera perfecta e impresionar a tus invitados.

Los barriles de madera para el jardín son prácticos y divertidos

En casas particulares, los barriles de madera son especialmente populares en el jardín. Aquí, también un tonel de madera se puede usar de diversas formas: puedes, por ejemplo, usarlo como un recipiente de flores decorativo, ya sea completo o cortado para que quede más bajo, y puedes utilizar ambas mitades. También se puede utilizar como mesa de plantación, donde se pueden colocar pequeñas macetas.

Haz tu propio barril de agua de lluvia con un tonel de madera

Muchas personas optan por utilizar un tonel de madera como barril de agua de lluvia. Es perfecto si no te gustan demasiado los barriles de plástico tradicionales para el mismo propósito y sólo necesitas un poco de destreza:

  • Haz un agujero para un grifo en el fondo del barril y utiliza, por ejemplo, un grifo de madera especial para barricas de vino o un grifo clásico que puedes comprar en una ferretería o tienda de bricolaje.
  • En la parte superior del tonel, taladra un agujero para la manguera de tu bajante. En la mayoría de las tiendas de bricolaje puedes comprar kits de montaje completos para el bajante.
  • Recuerda vaciar el barril de agua antes de que lleguen las heladas.

Puedes optar por tratar el barril con aceite o barniz para prolongar su durabilidad aumentando su resistencia al viento y a la intemperie. Recuerda también montar un tamiz en la manguera para que no entre suciedad en el barril. Si el tonel tiene fugas pequeñas al principio, éstas desaparecerán por sí solas cuando el agua, con el tiempo, vaya sellando las pequeñas grietas.
 

Haz como decenas de miles de otros amantes del vino..