Toneles de vino

Aquí encontrarás barricas de vino nuevas y usadas para diferentes propósitos. Los barriles usados tienen una bella pátina y se pueden usar como mesas para, por ejemplo, bares de vinos, restaurantes o en casa, mientras que los nuevos se pueden preparar y usar para el almacenamiento de vino. Puedes encontrar barriles para almacenamiento desde tan sólo un litro hasta los más grandes que tienen un volumen de 500 litros. También vendemos barriles para servir que tienen el aspecto rústico perfecto.

 


Toma las decisiones correctas antes de comprar un barril de vino

Mucha gente asocia el vino de calidad con el vino que ha envejecido en barrica de roble, y esto es así en la mayoría de los casos. Si quieres probar tú mismo a almacenar vino en barrica, hay varias cosas que debes considerar antes de comprar tu primer barril. A continuación, desarrollaremos el tema y te ayudaremos a elegir el barril de vino adecuado para tus necesidades. Comenzamos con lo más básico: ¿por qué deberías plantearte almacenar tu vino en barril?

¿Qué le hace una barrica de roble al vino?

Cuando se almacena en una barrica de roble, el vino reacciona con una serie de procesos químicos con la barrica. El resultado es un vino más duradero y estable con un sabor con cuerpo, complejo y concentrado. El color también se ve realzado por el proceso que tiene lugar durante el almacenamiento en barricas.

El barril proporciona cientos de sustancias diferentes al vino, y algunas de las más importantes son taninos, azúcar y sustancias similares a la vainilla. Otro efecto más indirecto es que la barrica proporciona una oxigenación lenta y controlada del vino. Ayuda a redondear y madurar el vino. La oxigenación tiene lugar tanto a través de la superficie de la madera como a través del agujero.

Cuando el vino se almacena en un tonel, se produce una evaporación lenta todo el tiempo, al mismo tiempo que la madera succiona el vino. Por lo tanto, el barril debe rellenarse regularmente con el mismo tipo de vino. También en este proceso se oxigena el vino. Al evaporarse el agua y los alcoholes, el vino se concentra aún más y el sabor a fruta fresca y cruda se vuelve más suave.

Las barricas de roble se pueden utilizar tanto para vinos blancos como tintos. Sin embargo, hay ciertos tipos de uvas para vinos blancos que no son tan aptas para la crianza en barrica. Lo más importante de la uva es que tenga cierta plenitud y un fuerte carácter frutal, para que el vino no se "seque" en la barrica de roble. Es decir, los sabores de la barrica atenúan el sabor de la uva.

Un vino ralo y malo no mejora si se guarda en barrica. Un vino de uvas realmente maduras que ya son buenas, sin embargo, tiene el potencial de ganar aún más con el envejecimiento en barrica.

¿Una barrica de vino debería ser de roble francés, americano o húngaro?

Hay barricas de roble de varias especies y orígenes diferentes. El roble francés para barricas es el más extendido en el mundo, y la madera es originaria de los bosques del centro de Francia. 

Se pensaba que el roble francés era el mejor y, de hecho, también el único, adecuado para el almacenamiento en barrica del vino, pero en los últimos tiempos, el roble de Europa del Este ha ganado terreno. Especialmente en el caso del roble húngaro; en parte porque Hungría tiene carpinteros hábiles, pero también porque tiene madera con una naturaleza y un "sabor" muy finos. Los barriles de vino húngaros también son significativamente más baratos que los barriles de vino franceses. El roble americano también es una alternativa buena y económica, especialmente si se quiere un sabor más pronunciado a vainilla.

Lo que a menudo juega un papel crucial en la influencia del barril sobre el vino es cómo se tuesta. Cuando el barril se tuesta a fuego abierto, se produce una transformación química de las sustancias en la superficie del roble. Cuanto más se tueste, más fuerte será el sabor ahumado en el vino. El tipo de tueste más utilizado es el medio (M).

¿Qué tamaño de barril de vino debo elegir?

La mayoría de los productores de vino daneses probablemente dirán que depende de la cantidad de vino que tengas. Esto es correcto.. Pero si tienes vino en grandes cantidades, un barril de unos 225 litros es óptimo. En una barrica de vino de 225 litros se obtiene la relación óptima entre el vino y la superficie de la madera.

Aunque barriles más pequeños de 30, 50 y 100 litros también se pueden utilizar para el almacenamiento. Sólo hay que tener en cuenta que hay una superficie de madera relativamente grande en relación a la cantidad de vino, y por tanto el proceso por el que el vino toma el sabor de la barrica de roble va algo más rápido. Por lo tanto, es importante que realices catas regulares del vino para obtener el equilibrio adecuado del sabor de la barrica.

Así se convierte una barrica de vino nueva en lista para usar

Cuando se entrega el barril de vino, la madera es completamente nueva y puede haber algo de serrín y polvo de lijado en el barril. Estaría bien sacarlos antes de que tus preciosas gotas entren en el barril. Asimismo, la madera es un material natural que cambia todo el tiempo, cuánto, depende de la temperatura y la humedad. Por eso la madera debe estar "saturada" con agua para que todas las pequeñas grietas queden selladas.

Es cuestión de gustos qué método elegir, aquí te presentamos dos opciones. Algunos usan sólo el primer método, otros sólo el segundo y algunos usan ambos métodos antes de la puesta en uso. Según nuestra experiencia, el primer método es el mejor para sellar pequeñas grietas.

Preparación de barrica de vino, método A:

  1. Llena el barril completamente con agua fría
  2. Deja la barrica llena durante 48 horas
  3. Vacía el barril, enjuágalo con agua limpia y vacíalo por completo
  4. Verifica si hay aserrín cuando lo vacíes, de lo contrario, repite con varios enjuagues

Preparación de barrica de vino, método B:

  1. Llena el barril con aproximadamente 20 litros de agua muy caliente (80°C)
  2. Gira ambos extremos al menos dos vueltas completas con el barril en posición vertical y el tapón en su lugar
  3. Coloca el barril con el orificio del tapón en la parte inferior y muévelo de un lado a otro para permitir que el agua gire dentro del barril
  4. Repite de modo que el barril de cuatro vueltas completas
  5. Retira el tapón y vacía el barril

Qué hacer si descubrimos una fuga

  1. Vacía el barril por completo y déjalo secar durante aproximadamente una hora con el orificio del tapón hacia abajo
  2. Prueba el barril nuevamente con el método 2 como se describe arriba
  3. Vacía el barril, enjuágalo con agua limpia y vacíalo por completo.

Ésto es lo que debes hacer antes de usar un barril de vino usado

En primer lugar, comprueba si el barril de vino tiene olores no deseados, especialmente si huele a vinagre. Si tienes dudas sobre la idoneidad de la barrica de vino debido al olor, no la utilices. Te arriesgas a arruinar tu preciado vino.

Luego, sigue el procedimiento de uno de los métodos descritos anteriormente de la misma manera que lo harías con un barril de vino nuevo, o puedes limpiar el barril usando uno de los métodos en la siguiente sección, si es necesario.

Limpieza de barricas de vino usadas

Hay varias formas de limpiar un barril de vino usado. Te recomendamos que utilices uno de los dos siguientes.

Limpieza de barrica de vino usada, método A:

  1. Enjuaga el barril varias veces con agua fría hasta que el agua salga clara. Si el barril está muy sucio, puedes usar sosa
  2. Enjuaga con abundante agua.
  3. Coloca el barril con el orificio del tapón hacia abajo y déjalo secar completamente
  4. Sulfura con 10-20 gramos de mechas de azufre por barril. Sulfurar regularmente aprox. cada 4.-6. semanas


Limpieza de barrica de vino usada, método B:

  1. Enjuaga el barril con agua fría y luego con agua muy caliente (80°C) hasta que el agua se vuelva clara
  2. Coloca el barril con el orificio del tapón hacia abajo y déjalo secar completamente
  3. Sulfura con 10-20 gramos de mechas de azufre por barril. Sulfurar regularmente aprox. cada 4.-6. semanas

Atención: Nuestras barricas no están sulfuradas en el momento de la entrega ya que son nuevas. Los barriles pequeños se pueden limpiar bien con agua con polvo de azufre añadido, aprox. 1 gramo por 5 litros de agua.

Cómo conservar tus barricas de vino de la mejor manera

Si se trata de un barril de vino nuevo, puedes dejarlo envuelto en papel de aluminio. Es preferible que un barril de vino usado pueda "respirar", pero puedes envolverlo en una alfombra vieja o similar para protegerlo de la luz.

En general, las barricas de vino deben almacenarse preferentemente en un lugar con las siguientes características:

  • Humedad de aproximadamente 70-80%
  • Ausencia de corrientes de aire
  • Luz suave
  • Cubiertas con una manta para evitar la luz ultravioleta

Si la barrica ha estado guardada durante mucho tiempo, puedes prepararla para su uso con el método A en la sección "Cómo convertir una barrica de vino nueva en lista para usar". Recuerda también sulfurar cada 4- 6 semanas. Puedes encargar mechas de azufre aquí.

Buenos consejos para tu barril de vino en uso

Recuerda rellenar con «la parte de los ángeles». La frecuencia depende de varios factores, incluyendo la humedad y el tamaño de la barrica de vino. Comienza comprobando después de aprox. 1 semana y luego encuentra tu propia rutina para saber con qué frecuencia debes rellenar.

Si derramas vino sobre el barril, límpialo inmediatamente para que no atraiga moscas y decolore la madera.

Después del primer año de almacenamiento en barrica

El impacto de la barrica respecto a las notas del roble disminuirá después del primer año de almacenamiento. Una buena regla general es que el vino debe pasar el doble de tiempo en el segundo año de crianza si se quiere obtener la misma intensidad que en el primer año. También puedes complementar con astillas de roble.

Contacta con nosotros si tienes dudas sobre nuestras barricas de vino

¿Tienes preguntas que no han sido respondidas en esta página? No sólo tenemos barricas de vino a la venta, sino también muchos conocimientos de expertos en la materia. Siempre puedes ponerte en contacto con nosotros si necesitas asesoramiento antes de la compra final. Llámanos al teléfono 71 99 33 44 o escríbenos un correo electrónico a info@wineandbarrels.comy en breve nos pondremos en contacto contigo.

 

Haz como decenas de miles de otros amantes del vino..