Zonas de temperatura

Qué son las zonas de temperatura en una vinoteca

Las zonas de temperatura de una vinoteca son los espacios donde puedes regular la temperatura para conservar tus botellas de vino o tenerlas listas para servir.

Normalmente, las vinotecas suelen contar con una zona de temperatura, pero también existen vinotecas de dos, tres y hasta cuatro o más zonas, en las que puedes configurar una temperatura distinta para cada espacio y cada tipo de vino.

 


Vinotecas con una o dos zonas de temperaturas

Dentro de las vinotecas para uso personal, los modelos más populares son los que cuentan con una o dos zonas de temperatura.

Si tu objetivo es conservar tu colección de vinos a la temperatura óptima, bastará con una vinoteca de una sola zona de temperatura. Si estás buscando un almacenamiento a largo plazo, puedes echar un vistazo a nuestra categoría de vinotecas de conservación.

Si el objetivo no es el almacenamiento a largo plazo, sino tener siempre el vino listo para servir a la temperatura adecuada, te recomendamos una vinoteca con dos zonas de temperatura. Así, podrás seleccionar la temperatura adecuada para cada tipo de vino.

Modelos de tres o cuatro zonas de temperatura para grandes colecciones de vino

Si cuentas con una gran colección de botellas de distintos tipos de vino, tal vez te interese adquirir una vinoteca con tres o cuatro zonas de enfriamiento. De esta forma, podrás acomodar cada tipo de vino (tinto, blanco, rosado, espumoso, etc.) a su temperatura idónea y tenerlos siempre listos para servir.

¿Qué es una vinoteca multitemperatura?

Una vinoteca multitemperatura es aquella que permite combinar más de una temperatura dentro de una misma zona o espacio. Por tanto, es idónea para tener los vinos listos para servir.

Hay que tener clara la diferencia entre las vinotecas con dos o más zonas de temperatura y las vinotecas multitemperatura. Las primeras tienen varias zonas separadas con temperaturas distintas, que puedes adecuar según el tipo de vino que desees guardar en cada una.

Las vinotecas multitemperatura, por el contrario, tienen un solo espacio donde la temperatura cambia gradualmente de más a menos fría, de forma que se pueden guardar múltiples tipos de vino en puntos distintos.

¿Cómo conservar el vino a largo plazo?

Si tu intención al adquirir una vinoteca es almacenar y madurar tu vino a largo plazo, debes saber que el vino se mantiene y se desarrolla mejor a una temperatura fija y estable de 12 a 14 °C. Esto se aplica a los vinos tintos, blancos, rosados, espumosos y de postre.

 

El vino puede conservarse entre los 7 y 19 grados, y empieza a oxidarse a partir de los 24 °C. Lo más importante es mantener una temperatura estable y con las menores variaciones posibles. Para ello, una buena vinoteca con una zona de temperatura es tu mejor aliada.

¿Cuál es la temperatura ideal para servir el vino?

La temperatura a la que servimos una botella de vino afecta considerablemente a su sabor y aromas. Cada tipo de vino ofrece su mejor versión a una temperatura distinta.

Temperatura sugerida para cada tipo de vino

Tipo de vinoMejor temperatura para servirlo
TintoEntre los 14 y los 16 °C
Blanco, rosado y cervezasEntre los 8 y los 10 °C
EspumosoEntre los 6 y los 8 °C

 

Una vinoteca de dos o más zonas de temperatura te ayudará a tener todo tipo de bebidas en su punto óptimo de refrigeración.

Con esta información, ya puedes elegir la mejor vinoteca para satisfacer tus necesidades y deseos. Y, si buscas una atención personalizada, ¡no dudes en contactar con nosotros! Estaremos encantados de asesorarte.

Haz como decenas de miles de otros amantes del vino..