Vinotecas de una temperatura

¿Qué es una vinoteca de conservación?

Una vinoteca de conservación sirve para mantener una temperatura fija y estable y así garantizar que tus vinos estén almacenados a la temperatura óptima. Este tipo de vinotecas tiene una sola zona de enfriamiento, por lo que habrá una temperatura uniforme y constante en todo el espacio. En la mayoría de los casos, el electrodoméstico cuenta con un ventilador que asegura que el frío se distribuye por toda la zona.


Tratamiento de los vinos en una vinoteca de conservación

En una vinoteca de conservación puedes, por ejemplo, ajustar la temperatura a 12 grados y almacenar toda tu colección de vinos de manera conjunta, incluyendo el vino tinto, vino blanco, champán, etc.

A la hora de servir el vino, lo mejor es recurrir a la nevera para ajustar la temperatura al punto ideal para cada botella. Por ejemplo, el vino blanco requiere temperaturas más bajas al servir, pudiendo llegar incluso a los 4 o 5 grados, por lo que tendremos que hacer uso del frigorífico.

Si deseas servir tus vinos directamente desde la vinoteca y tienes diferentes tipos de vino, tal vez prefieras contar con una vinoteca con varias zonas de temperatura.

¿Qué diferencia hay entre una vinoteca de conservación y una con varias zonas de temperatura?

Como ya hemos mencionado, en una vinoteca de conservación hay una sola temperatura constante y uniforme en todo el espacio, y sirve para almacenar, madurar y envejecer el vino en condiciones óptimas.

Por el contrario, en una vinoteca con dos o más zonas de temperatura, podrás configurar diferentes espacios de enfriamiento; este tipo de vinotecas te ayudará a mantener tus vinos en el punto perfecto para servir. Si quieres obtener más información, puedes visitar nuestras páginas de vinotecas de dos temperaturas o multitemperatura.

Haz como decenas de miles de otros amantes del vino..